Imagen principal

Retroauriculares - BTE

El modelo retroauricular clásico es la mejor opción si su pérdida auditiva es severa o si tiene canales auditivos muy pequeños, lo que dificulta ubicar todos los componentes del audífono en un espacio tan reducido.

Todos los componentes electrónicos de un BTE clásico están ubicados en una carcasa detrás de la oreja, y un tubo plástico delgado con un molde al final dirige el sonido amplificado desde el audífono hasta el oído.

Para facilitar el acceso del usuario, en la parte superior del audífono se ubican los controles manuales para volumen y cambio de programa.

Dependiendo del modelo y del paciente, los audífonos BTE pueden tener una adaptación abierta. Esto significa que el molde está hecho con medidas de compensación para optimizar el procesamiento del sonido.