Imagen principal

Información General

Tener un problema auditivo siendo joven no debe ser un impedimento para llevar una vida maravillosa y normal. Cuanto más sepas sobre tu tipo de pérdida de audición, más fácil te será vivir con ella.

Las pérdidas auditivas conductivas son aquellas localizadas en el canal auditivo o en el oído medio, y las pérdidas auditivas neurosensoriales se deben a problemas en las fibras nerviosas o en las células ciliadas de la cóclea.

No siempre se puede determinar la causa de las pérdidas auditivas en los adultos jóvenes, por eso es importante recurrir a un especialista para tratar de identificar su origen y posible tratamiento médico.

Algunos tipos de de pérdida auditivas son hereditarias y pueden aparecer en la infancia, en la juventud o en la edad adulta y en ocasiones pueden empeorar con el tiempo, por tanto es muy importante hacerles seguimiento médico y audiológico.

Algunas causas de las pérdidas auditivas

Exposición a ruido de alta intensidad durante un período largo de tiempo, por ejemplo el generado en actividades recreativas como conciertos, práctica de deportes como el tiro, la caza o el tejo; exposición a ruido industrial y el uso de auriculares personales para escuchar música.

Enfermedades tales como tumores del nervio auditivo, Otoesclerosis o el Síndrome de Meniere, entre otros.

Accidentes que ocasionen fractura del hueso temporal.

Medicamentos que causan destrucción de las células del oído interno. Algunos antibióticos, diuréticos y la aspirina tomada con regularidad pueden causar daños en la audición.

Secuela de infecciones auditivas en la infancia.

Secuelas post quirúrgicas.